Sunday, February 13, 2011

Liceana

Liceana

Cruce la calle porque divisé que te acercabas con tu uniforme, tus lentes, las manos repletas de cuadernos y libros. Sabía tu recorrido y tus horarios. Pensé que te acechaba como un felino en celo. La excusa perfecta, me dije, para acompañarte a casa y desplegar por unas cuatro cuadras toda mi batería de argumentos. Tus labios saludaron y brillaron tus ojos tras las gafas de liceana seria. Al final, mis redes se quedaron arrugadas a la orilla del crepúsculo, porque tú, con tus manos libres, simplemente te colgaste de mi brazo y bajo el siguiente árbol, en el mirador, con todo el puerto de testigo, me robaste un beso con una osadía sorprendente y quedé mudo y sonrojado sin poder devolverte el gesto, como las circunstancias lo exigían. Tu juego adolescente rompía mis esquemas y la pasión se instalaba en mis orejas rojas como una gran promesa. Después supe que con ese beso maldito querías provocar los celos del que te había dejado. El juego recién partía y la vida me dio revanchas. En las cosas del amor, todo vale.


San Valentín, febrero 2011.

Wednesday, February 09, 2011

Tramposa


Tramposa…


Zalamera, mentirosa,
de voz algo empalagosa
Gentil, demasiado amable,
diría, casi extenuante

Traficas con tus decires,
Insistes en tus afanes,
Adornas con espejuelos
las mentiras de tu pelo

La insidia corre en  tus cuentos
Halagas, juras afectos,
Te escudas en simpatía,
Artista de juramentos

Disparas entre sonrisas
Tus dardos van con cicuta
Prometes mucha ternura
con tus caricias espúreas

Coqueta, fina, seduces
Ocultas ruines afanes
pero te delatan tus ojos
y tu lealtad es basura

Y aunque simule creer 
tus tretas tan seductoras…
No me compres por ingenuo,
que sé calar desde lejos las mezquinas ambiciones

Y aunque  yo te siga  el juego,
vampiresa lujuriosa,
tu falsía y desamores.
resbalarán por mi piel, curtida de sinsabores.

Hernán Narbona Véliz, Valparaíso, 9 de febrero de 2011.