Tuesday, April 12, 2016

Trazos cordilleranos

La opacidad del dolor
deviene en risa
En un guiño
Un hasta luego

Los epílogos y los prólogos
se entremezclan desorientados
las memorias quedan flotando
en la Laguna Verde
en el salar de Pedernales
en los pliegos salobres que llevan a
Maricunga

Los recuerdos se agolpan
pero luego discretos se retiran
y queda el silencio
el apretón de manos
la confidencia y la leyenda

En una cumparsita de gigantescos cactus
bamboleas, flaco,
tu noble investidura
de camionero, sabio, payaso y loco

Contando de esos pioneros
hurgados entre cordilleras
y de pueblos congelados
por el espanto

Así has partido,
erguido y señorial,
dialogante de la vida
agnóstico en la muerte justa

Recibido por quien te avisó
sus mensajes de roca
por quien te vapuleó como a un hijo porfiado
y ahora te recibe abriendo su casa

Así te fuiste, a fumarte las galaxias,
sobrevolando sin fronteras  los glaciares
llevando la sonrisa y ese humor cicuta
con que mortificaste
a los necios de tu tierra

Porfiado trabajador de los piques
debutante soldado del Arcángel
preparas de nuevo tu memoria,
repleta de amor, sin pesar alguno.

Con un sueño de dunares
 y la playa limpia de metales
limpiar los pies de tu Chañaral amado
y dibujar para sus hijos
un nuevo proyecto de esperanza y vida.


Valparaíso, 12 de Abril de 2016.

Tuesday, March 08, 2016

Mujer, siempre

Mujer,
alquimia y aquelarre
Junco que vence tempestades
Fuego que abraza las entrañas
Serpentina, cuentos de hadas 
caligrafía de invierno
bufandas de lana
Mujer,
tierra arcillosa
Fanal de estrellas
Roca y agujas
Memoria larga
Mujer,
vid que me embriaga
Pechos de sueños
Fuerza y cascada
Tejes destinos
Guías mí alma.
08/marzo/2016 Hernán Narbona Véliz @ComarcadePoetas

Tuesday, February 23, 2016

Violines de fuego



Revienta los escrúpulos, sacude el raciocinio
Olvida la majadera presión de calendarios
Canta conmigo un susurro rojo
Emborráchate en  el remolino de un merengue
Fúgate conmigo a volar un vallenato


Saborea la nocturnidad del sudor
Embarazadas de viento, las nubes van pariendo el arco iris
Cabalguemos las auroras
Sigamos los trinos  desordenados de gorriones

Nada quiero con la lógica
Deja seducir tus muslos en el roce de mis labios
Nademos en  las espumas de un cometa verde
Fluya el magma de la vida a borbotones

Déjate llevar por el placer oculto
Plasmemos fantasías en el tacto que explora
Fusionemos nuestros cuerpos de milongas
Libres de prejuicios, las vertientes rompen rocas

Desconecta  ya tu inteligencia
Suficiente lumbre sugiere tu mirada
Ascendamos entrelazados a la cima
Violines gitanos serán nuestra antesala

.


Chañaral, 28 de febrero de 2009

Amiga



Te llamé sólo para remembranzas.
Necesitaba palpar los golfos  de tus mapas.
Inventé tu viento inflando cumpleaños.
Te elucubré piadosa en las redes del sexo,
entregada a mí, mariposario y pestañas.

Te escapaste, inerme, ausente y trébol.
Mi gimnasia teórica fue burda-modem,
figurín del absurdo.
No encontré el hilván y este nudo ciego
me observa como úlcera.

Y me invadió la prisa
de partir a encontrar nuevas fantasías.
Me vestí de bufanda y jockey
para posar el arcaico oficio de poeta.

Me empeciné en vagar por los mercados:
los limones tenían pezones de aromos,
las lechugas trinos de canarios,
y los ajos rostros meditabundos
ante tantos prejuicios.

Los mezclé a todos con la alcuza
de la vieja abuela.
Gocé los placeres de los grandes vates.
Plagié en este almuerzo sin pausa
un paréntesis de tiranía propia.

Y te invité a este patio.
Sureando como septiembre
encumbré mis idilios.

Le hice la corte a las feriantes
y supe, al final de todo,
que mi impostura pobladora
nada tenía de lógica
si mi raíz propia estaba en las pilastras
como olorosa sandía de mi padre.

Libro Eroscidio, Amática contra el Desamor, Propiedad Intelectual N° 69092
del 29 de Febrero de 1988

Tuesday, January 12, 2016

De farra en Valparaíso


Hoy he venido a tus patios a escudriñar los recuerdos
vibrar de nuevo tu ritmo, prendido a tu firmamento.

Hoy me instalé en tus alturas para repasar los caminos.
Crepusculares se vinieron los temblores aprendidos,
Las espumas se encendían y el tiempo se devolvía
perdido por cien quebradas, fronteras de lateríos.

Adoquines y escaleras, el pecho late de prisa,
amores roncos de olvidos, de rayuelas y exorcismos

Me traje en mi recorrido un aromo florecido,
tristes aullaban mis perros, encandilados de vinos

Los eucaliptus musitaban colibríes y luceros.
Abuelas junto al brasero, susurran penas de fuego,

En tertulias fantasmales  mis muertos liban gloriados
y el tango surge de nuevo, entre Gardel y Castillo 

Con ponchos de alpaca y cobre,
camufladas de sortijas,
se arremolinan sensuales
las mujeres con tarifa

La higuera duerme reseca,
 las guitarras han partido
Como noche de San Juan,
con ecos de brujos ebrios,
se empina en acantilados
un corazón clandestino

Escapa por ascensores un amante empobrecido,
el pregón de navegantes termina en los lateríos,

La cueca brava aparece,
se me encabrita el deseo,
mosaicos de reflectores anuncian un año nuevo

Yo me estremezco de besos

y el puerto se vuelve niño.

Comarca de Poetas,12 de enero de 2016


Friday, February 06, 2015

El Twitt como plataforma de poesía









































Micropoemas de amor y desamor


























Sunday, December 07, 2014

Amor maduro




Monday, September 15, 2014